La instalación de un filtro de la Serie FM garantiza un aire comprimido más limpio, siendo su función la de separar, con un proceso en varias etapas, las impurezas presentes. Los filtros de línea realizan funciones específicas refinando poco a poco la operación de purificación, a partir de un primer tratamiento, pasando por un prefiltro hasta llegar a los desoleadores.

Nuestros filtros pueden utilizarse con caudales de aire tan bajos como 0.5 m3/min. Hasta llegar a los 185 m3/min. A menudo se montan como prefiltros para secadores de adsorción, para eliminar las impurezas en las cabinas de pintura y en herramientas neumáticas.

Gracias al uso de una filtración correcta, puede conseguirse aire comprimido libre de impurezas y, por lo tanto, adecuado para aplicaciones donde la clase de pureza del aire desempeña un papel crucial.

Los filtros de selección

  • GRADO C4 – Filtro Anti Polvo: Filtro anti polvo para la eliminación de partículas sólidas de hasta 25 micras. Es ideal como prefiltro inicial de una instalación en el que el aire comprimido es producido por compresores que no tienen un sistema eficaz de filtrado y separación de aceite. Temperatura máxima de ejercicio: 100°C.

  • GRADO C3 – Prefiltro: Prefiltro que puede retener partículas sólidas de tamaño superior a 5 micras y líquidas hasta 5 mg/ m³. Ideal como protección inicial de una instalación o de un secador frigorífico, para aplicaciones en mecanismos neumáticos en general, como prefiltro para los filtros de grado "C2" y como postfiltro para secadores de adsorción. Temperatura máxima de ejercicio: 100°C.

  • GRADO C2 – Filtro Desoleador: Filtro de coalescencia que puede retener partículas sólidas de tamaño de hasta 1 micra y líquidas hasta 0.1 mg/m³. Especialmente adecuado para grandes extracciones de aceite. Temperatura máxima de ejercicio: 100°C.

  • GRADO C1 – Filtro Desoleador: Filtro de coalescencia que puede retener partículas sólidas de tamaño de hasta 0.1 micras y líquidas hasta 0.01 mg/m³. Se requiere este tipo de filtro para una eliminación efectiva del aceite residual en el 99.99%, proporcionando aire comprimido técnicamente libre de aceite. Temperatura máxima de ejercicio: 100°C.

  • GRADO CC – Filtro de Carbón Activo: Se utiliza para eliminar los vapores y los olores de aceite y en el tratamiento final del aire comprimido. El elemento filtrante está constituido por carbón activo, soportado externamente por una malla metálica. Aprovechando el principio de adsorción, retiene los vapores y eventuales olores residuales del proceso de separación de aceite. Este filtro siempre debe estar precedido por un filtro de grado C1. Temperatura máxima de ejercicio: 60°C.

Contacte con nosotros hoy mismo para informarse sobre nuestra línea completa de filtros para aire comprimido.