El aire contiene una cantidad de agua en forma de vapor que varía dependiendo de las estaciones climáticas, siendo mayor durante el verano y menor en los meses más fríos. El condensado que se forma como resultado del enfriamiento del aire comprimido afecta a la calidad del mismo porque, además de ser un agente potencialmente agresivo debido a su valor de PH, contiene elementos tales como residuos de aceite de los compresores, suciedad y otros contaminantes presentes en el aire. Por lo tanto, es necesario el uso de separadores de ciclón en los cuales las gotas de agua son arrastradas por efecto de la turbulencia y expulsadas a través de descargadores especiales.

Los descargadores electrónicos Mattei Drain son temporizados y ajustables, y equipados con una válvula. De reducidas dimensiones, se pueden montar en cualquier posición y requieren poco mantenimiento.

El modelo 200 proporciona, además, el control de nivel, evita pérdidas de aire durante el funcionamiento, e incluye la función de indicar un fallo de funcionamiento, garantizando así una larga vida de servicio.

Contacte con nosotros hoy mismo para informarse sobre nuestra línea de soluciones por el tratamiento de condensados.